Plan Perfecto

Parecía ser Podemos un partido experto en estrategias y golpes de efecto, y a la postre ha caído como un novato ante golosinas disfrazadas de encuestas.

Sin tener ninguna información, a toro pasado se me aparece nítida la estrategia de Rajoy:

Tras el resultado electoral del 20D, Rajoy decidió dar paso a Sánchez, con la convicción de que no habría acuerdos entre tanto pavito y vetos cruzados. Sólo quedaba dejar pasar el tiempo sin remangarse y esperar a una nueva campaña electoral.

En este punto entra en juego la “golosina envenenada” en forma del cacareado sorpasso de Podemos al Psoe. Jugada maestra para inocular miedo al votante que asqueado y/o ilusionado, votó en diciembre a Cs. Mensaje con doble altavoz: PP alertando de la llegada del lobo y Podemos anunciando su llegada. Aquí aparece la candidez de Podemos, creyendo e ilusionándose con unas encuestas que ya en diciembre erraron y que dieron alas a la “estabilidad” que ofrece Rajoy. Ya no era Sánchez el posible presidente, si no Iglesias, y eso…. da miedito.

Anuncios

Son las personas

“Son las personas”, ésta es la frase que repiten como un mantra desde el PP a cada nuevo caso de corrupción que sale a la luz. Sí, los libros de cuentas no son corruptos, ni las sillas sobre las que se sientan para escribir en ellos. Una obviedad que intenta ocultar la expresión “organización criminal”, y que en conversaciones con gente cercana, he comprobado, atónita, que ha calado.

Que yo recuerde, cuando la policía desarticula una banda criminal, mafia, etc, tanto la Policía como el Ministro del Interior en sus declaraciones al explicar el modus operandi de la organización, pasan por alto la obviedad de que son personas las que comenten esos delitos.

Señores, cuando una persona aquí, otra allá, de forma no conectada “mete mano en la caja” se trata de personas corruptas. Esto pasa y seguirá pasando, pues la tentación es inherente al ser humano. Unos ceden a ella y otros no.

Cuando lo anterior no sólo se generaliza, sino que los corruptos se interconectan tejiendo una red para ser más eficientes en su captación de fondos, estamos a otro nivel. Cuando además en esa red se encuentran los mandamás del partido y de las instituciones, queda inhabilitado por falta de gente decente capaz de gestionar esas instituciones. Lo estamos viendo en Valencia, aunque hayan sido los jueces los que, como siempre, dan el primer paso, mientras a nivel nacional miran para otro lado.

Y por último, cuando los dirigentes máximos no solo miran para otro lado sino que además protegen a los que ya se sabe que probablemente serán imputados, como ha ocurrido con Barberá o de la Serna (lo mantuvieron aforado en la comisión permanente de las Cortes cuando éstas se disolvieron) la desconfianza llega a Génova.

Son las personas… Sí, las mafias están compuestas por personas, otra obviedad, aunque menos conveniente.

Unidad y Corrupción

Un mes después de las elecciones se pone en marcha el PP, el partido más votado. Y lo hace reuniéndose con Ciudadanos, supongo que para negociar un “sí” a la investidura de Mariano Rajoy.

Albert Rivera, que en muchos temas me resulta coherente en sus razonamientos, en el manido tema “derecho a decidir” da unas razones que me recuerdan a las de un niño:

– para cenar hay sopa

– no quiero  ¡no, no y no!

Ciudadanos se encuentra en una encrucijada: ¿Unidad o Corrupción? Según vayan las negociaciones sabremos qué pesa más. Respecto a lo primero, no entiendo que no proponga alternativa, o ni si quiera plantee dialogar. Rajoy ha hecho oídos sordos a una parte creciente de la sociedad catalana, y Rivera parece que plantee lo mismo. Una postura muy inteligente….

Los mismos oídos sordos ha hecho el PP a la corrupción. Los militantes y concejales denunciantes han sido apartados. Los corruptos han sido expulsados del partido cuando la justicia y los focos estaban ya encima. Las evidencias llegan hasta la sede nacional y sobrevuelan las más altas autoridades del partido…

Unidad y Corrupción. ¿Hará Albert Rivera oídos sordos?

Algo de seriedad…

Han terminado las audiencias del Jefe del Estado con los líderes de los partidos para tantear los posibles pactos. No sé si el Rey se mostrará tan atónito como nos encontramos muchos ciudadanos ante la pasividad de los políticos a la hora de llevar a cabo negociaciones y en cambio, la verborrea que muestran ante cámaras y redes.

Me parece inaudito que el partido más votado no se haya reunido con el PSOE y con Ciudadanos para proponer acuerdos que lleven a Mariano Rajoy a la presidencia. Me parece increíble que los titulares que sueltan los unos a los otros los consideren negociaciones. Y sí, como primer partido, la iniciativa la debe tomar el PP. Si no logra apoyos, ya habrá de decidir si se presenta a un debate de investidura

Por otra parte, aunque entiendo que el PSOE quiera esperar a que lo anterior ocurra, no quita para que vaya tanteando posturas de los demás partidos, y eso se hace conversando cara a cara, sin periodistas por medio o como ha hecho Podemos, en una rueda de prensa proponiendo formar parte de un gobierno presidido por Pedro Sánchez. ¿es esto serio? ¿vamos a asistir a negociaciones como si de un Sálvame se tratase? Soltando bombas a cada poco, comentando cada frase, escrutando cada palabra…

Siéntense a hablar quienes sean, a negociar un programa de gobierno, y sí, muestren el acuerdo al que llegan, que eso sí es transparencia, que esto parece un circo.

Diputado De la Serna

El “asunto” de De la Serna sigue coleando semanas después de que saliesen a la luz conversaciones de, cuanto menos, negocios poco ortodoxos desde su posición de privilegio.

Entonces el PP le pidió que dejase su candidatura a diputado como número dos por Segovia, a lo que él respondió evaporándose. Y desaparecido siguió toda la campaña electoral y hasta tomar su acta de diputado. Siempre pensé que el Partido Popular pedía su dimisión por miedo a perder un diputado en las inmediatas elecciones, vista su actitud mucho más laxa en otros casos similares.

Por esto me sorprende que una vez pasadas las elecciones, hoy que los diputados ocupan su escaño, se siga hablando del tema.

Y es que, por una vez, no tengo claro que deba que dimitir. Por una vez, los segovianos sabían a qué tipo de persona estaban votando, porque independientemente del futuro juicio, la conversación que todos hemos escuchado, es real. Sabían de sus tejemanejes y aun así han preferido votar a De la Serna en vez de a candidatos de otros partidos. Los segovianos son responsables de que esté en el Congreso, y ahí es donde debería ponerse también el foco.

Obviedades II: Gato al Agua

En la sobremesa del pasado jueves noche, zapeando desde el sofá, la casualidad y algo de curiosidad me llevó a parar en el programa “el gato al agua”.
Estupefacta me quedé al escuchar en Alejo Vidal Quadras y Eduardo García Serrano, palabras que yo misma he pronunciado en tertulias entre amigos y familiares. La sorpresa vino porque después de escuchar debates de tertulianos y candidatos durante estas largas precampaña y campaña electoral, sin que nadie las pusiese sobre la mesa, no esperaba oírlas ya.
Primera: Recortar como lo ha hecho el PP no tiene mérito (en la tertulia hablaban de economía que haría cualquier señora de pueblo). Bajar salarios, abaratar el despido, recortar ayudas, pagar medicamentos por parte de quienes antes los conseguían gratuitamente, etc, eso lo hace cualquiera, hasta Zapatero.
Lo difícil es hacer una reforma fiscal que no asfixie a la pequeña empresa pero sin huecos por los que se cuelen las grandes empresas con abogados dedicados exclusivamente a buscar esos agujeros. Lo difícil es obligar a los bancos rescatados a que parte de los beneficios que ya empiezan a obtener, sean devueltos al Estado. Tampoco parece fácil acabar con las Sicav, ni multar a las eléctricas y petroleras por los precios escandalosamente elevados de sus tarifas y obligarles a que realmente compitan y por tanto, bajen precios. Etc, etc, etc…
Segunda: De una forma más nítida que Iñigo Errejón y Pablo Iglesias concretaban con una palabra lo que muchas veces desde Podemos definen como “La Casta” o “Vieja Política”. Vivimos en una Partitocracia, de modo que independientemente de las ideas que defiendan PP y PSOE, viven “apoltronados”, sin notar la crisis en sus bolsillos, empleando a familiares y amigos como asesores, sin conocer el paro. Pagando gastos personales con dinero público y votando en contra de propuestas que conlleven mayor control de ese gasto. Asesorando empresas desde sus posiciones de información privilegiada, etc, etc, etc….
No, no son mayoría dentro de los partidos, pero son demasiados dentro de los puestos importantes y suficientes para llevar la precariedad a nuestros bolsillos.

Alianzas

Tengo tan vistos y oídos a los candidatos a la presidencia del gobierno de los principales partidos, que ya los encuentro hasta en la sopa, literalmente. Los veo acercarse y alejarse unos de otros, cual picatostes creados por una impresora 3D, y los imagino susurrando condiciones para posibles pactos.
En ese momento es cuando mi cerebro se enmaraña con las posibles alianzas, porque hasta ahora, supongo que como la mayoría de ciudadanos, en muchas ocasiones votaba por que no ganase “el contrario”. En esta ocasión, existen más posibilidades, y ahí estoy yo, mirando las encuestas y estudiando las declaraciones de los presidenciables con calculadora en mano.
Puntualizo, giran en la sopa las caras de los presidenciables, menos la del presidente Rajoy. En su caso, parece más importante comentar un partido de fútbol, que es el deporte nacional, el comentarlo digo, no el jugarlo. Cómo sabe…
En cambio, veo a Soraya Sáenz de Santamaría, ¿será porque ha estado bailando en El Hormiguero, subido en globo con Calleja, y será ella quien debata con los primeros espada de los demás partidos?
¿Y si nos gusta más que Rajoy? ¿dejará paso el actual presidente a su segunda si es condición para que el PP siga gobernando? O ¿propondrá una presidencia rotatoria a tres como en Cataluña?
Tendré que leer sus programas electorales o mejor…me voy de compras, que hoy es Black Friday, a ver si me despejo.