Obviedades: nacionalismos

Hoy los nacionalismos parecen anacrónicos. En la era de la globalización, en que los habitantes de los países ricos han viajado más que nunca, conocen la existencia de muchas otras culturas y creencias, en la época en que podemos hablar a diario con personas que viven en las antípodas sin arruinarnos por ello, y tenemos acceso a los periódicos de los países más influyentes, en estos días en los que conocemos la diversidad y por tanto podemos elegir “lo mejor de cada casa” para moldearnos nosotros mismos, ¿qué sentido tienen los nacionalismos? Si, cada vez nos parecemos más, cada vez nos diferenciamos más.

Confesaré que más allá del deporte, nunca me he sentido española, no caso en el estereotipo español, es más, tampoco me gusta. Soy española porque nací en el lugar geográfico y político (¿recordáis los mapas?) que así se llama, es un hecho, y cambiar el nombre de ese lugar no ayuda a mejorar la vida de los habitantes de ese lugar, esto, es una obviedad, sí, pero parece que ya, hasta las obviedades, hay que gritarlas, con la pequeña esperanza de que alguien escuche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s